El metiche de marras

lo mirable del thurmasthell aquel

Loading...

Monday, October 12, 2009

Ya casi

Estoy a tres días de mi partida y justo ahora me está cayendo el veinte. He dejado para el último momento el hacer maletas, imprimir documentos, gestionar más recursos, dejar en óptimas condiciones algunas cosas de casa, reestructurar deudas, avisar a todos mis amigos, comenzar el blog, recuperar mi credencial que dejé en prenda por unas pinches cajas directas para guitarra electroacústica, y que por no haberle pagado al del sonido las decomisó; escribir mails a todos mis amigos, hacer por fin la cena de despedida que myrna organizó y que todavía no realizamos, mandar proyectos, cobrar otras lanitas...
¡Argh!
Para colmo, se me amontonan justo ahora actividades que limitan aún más mi tiempo disponible para prepararme: este pinche festival Arte en Vuelo que me deja más problemas que satisfacciones, una presentación en México que se roba todo el miércoles, las visitas sociales que ya me están exigiendo unas últimas horas de convivencia antes de mi viaje.
Así y todo, el jueves estaré abordando el avión.
¡Sí señor!

Friday, October 02, 2009

Cómo viajar a Polonia sin enterarse del financiamiento

Ante el precio del viaje, uno que otro amigo me han cuestionado sobre la pertinencia del mismo.

Hace algún tiempo, Cázares me decía que un artista no estará completo en tanto no trascienda sus propias fronteras, tanto mentales como territoriales. Todo viaje, aún en circunstancias adversas, nos nutrirá temáticamente, estilísticamente, y sobre todo, humanamente.
No soy la rata que abandona el barco, no soy el inconsciente que deja a medias cientos de cosas aquí en México, no soy tampoco el abusivo que está aprovechándose de algunas personas en beneficio propio.
A veces me digo que tampoco vale la pena. Otras veces me digo que por qué no. Y el resto del tiempo me digo que da igual, que vaya o no vaya, mis actos no van a desencadenar una tragedia o un milagro. Y en vista de las circunstancias, pues mejor me voy, que ya al regresar quizá algo en mi forma de actuar, de responder ante los retos, haya variado.
Es una expectativa difusa la que me lleva. Es una gana de sacudirme esta inercia que me tiene atado. Es una sacudida para todos los que forman parte del círculo, algo tiene que surgir de ahí que ya no forme parte de la rutina viciosa que hace que cada tropezón mío le duela a Ángela, que cada resbalón nos unte de un barro harto conocido.
Me voy porque desde allá arriba, y desde allá lejos, quizá pueda verme en toda mi miseria creacional y ubique de una vez por todas lo que sí y lo que no, de este sujeto llamado Alejandro. (Al margen de lo que dicen por lo menos tres actas que ubiqué en mis pasadas pesquisas para validar mi identidad)
Pues sí, finalmente, merced a cantidad de malabares monetarios, ya tengo asegurado un lugar en el avión que, una escala previa en Madrid, me hará pisar tierras polacas.
Y a todo esto, ¿cómo es posible que hubiera juntado la lana? créanme que todavía no acabo de enterarme. Maravillosa que es la vida y la gente que me rodea, que aunque yo insista en derrotarme, confían en mí y hacen lo que consideran necesario.
GRACIAS A TODOS.
  • Ángel.
  • Mi familia política.
  • Compañía de Artes Vitaminas.
  • Uno que otro diputado.
  • Los amigos que espontáneamente y sin pedírselo, hicieron la vaca.
Y ustedes, que de manera indirecta, por el afán de tener algo qué contarles, me apremian a dedicarle a esto más esfuerzo del nulo que casi siempre suelo ponerle.
Ahora estoy involucrado en el festival de Totolac, pero una vez sacudido aquello, voy a iniciar otro blog paralelo con todo lo que pueda generar de información sobre mi viaje, que a insistencia de varios, no será de sólo la semana que habrá actividades en Polonia, sino todo un mes de andar por Europa.
Tengo encargos de muchos, así que me iré preparado.

Monday, September 14, 2009

Ya me voy a Polonia

en las semanas anteriores me hice de material suficiente para armar una densa historia familiar. A raíz de andar recopilando documentos para probar mi identidad a la delegación de la Secretaría de Relaciones Exteriores, encontré cantidad de anécdotas dignas de mejor suerte que los empolvados libros de registro de juzgados, oficinas, curatos, y micas familiares.
Muchas de esas sesiones estuve a piunto de mandar al diablo las ganas de visitar Polonia.
Ángel se desesperó varias veces. No soporta mi extraña pasividad ante las adversidades. Pepe insistió en la muy poca madre que tiene el sistema burocrático mexicano. Rafa mentó madres y esfrimió sus mejores artes escudriñadoras entre la jerga leguleya mexicana.
Y yo... bueno, yo sigo haciendo lo que sé hacer y juntando lana tan de a poquito que devéras, no sé como pagaré el viaje.

Wednesday, August 19, 2009

Un año más al costal

Ayer cumplí 34 años de edad. En un planeta que tiene millones de años de edad, en un continente que lleva por lo menos quinientos y algo de años en ser incluido en la oficialidad mapística, en un país que está todo alelado queriendo celebrar sus discientos años de ¿independencia?, en un estado que suficientes arqueólogos y antropólogos coinciden en que tiene sus tres mil años de habitado por pueblos con identidad definida, en un municipio declarado como tal apenas treinta años después de la masacre de Tlatelolco (la inicial, la de 1521), este dato del cumpleaños acaba siendo insignificante.
Significa algo para mí, significa algo para quien comparte su vida y su espacio conmigo. Probablemente para los que me mandaron mensajes y hablaron por teléfono.
Pero en todo caso, la fecha (arbitraria por muchos factores), me hace reflexionar sobre los recientes obstáculos que me he encontrado ahora que ando tramitando mi pasaporte para poder largarme a Polonia.
Y de ser un treintaytantos más en el mundo, paso a ser un sujeto con la potencialidad exacerbada y a la vez delimitada por el factor edad.
Pero así y todo, el tiempo aún es comprensivo y me augura cantidad de proyectos por aterrizar antes de que el factor organismo comience a cobrar sus cuotas a mis excesos juveniles.
¡Salud!

Friday, July 10, 2009

Cómo acabar involucrado en cosas incomprensibles

Basta con estar ahí, presenciar el delito, yno echarse a correr para ser parte de la red de criminales.
Basta con mirar como asesinan a la vaca y estirar la mano con el plato vacío para ser otro de los victimarios.
Basta con leer desplegados en el periódico sobre un tema equis e ignorarlo para hacerse cómplice de los truhanes aquellos.
Basta con meterse a lo pendejo en sitios a donde no nos llamaron para acabar embarrado en el pastel.
Basta con todo eso de querer acribillar el mundo con posibles soluciones si a final de cuentas en lugar de solucionar, uno acaba disuelto en el ácido de la corrosiva corrupción.
Basta con navegar a la deriva en esta telaraña virtual para acabar como Frodo, en un capullo del que uno no sabe si será protección o prisión.
Estoy intranquilo, temo arriesgarme, creo que me pierdo, siento el vacío ante mis dedos y la pantalla amenaza con devorarme.
Así que... basta con dar el click definitivo o cerrar sesión y comenzar de cero.
¿Qué hago?

Monday, June 08, 2009

de homónimos que lo agarran a uno de bajada

Hace unos años, cuando mi editor se engolosinó mandando mis cuentos por internet a cuanto sitio consideraba propicio, recibió un correo muy curioso: se trataba de un Alejandro Ipatzi avecindado en Acapulco y que reclamaba la exclusividad y privacidad de su nombre. Le reclamó en fuertes términos la usurpación de personalidad y casi amenazaba con proceder legalmente. Marco, mi editor y amigo, creyendo que era una broma mía me reenvió el correo en cuestión y reclamó mi manía a abrir correos en cuanto servidor encontraba. Yo, que por supuesto no era el autor de dicho mensaje, lleno de inceretidumbre y un calambrito de morbo, le escribí (¿me escribí?) a ese alejandro ipatzi que tan costeño andaba, pidiéndole explicaciones y reclamando, a mi vez, la exclusividad del nombre, que hasta entonces consideraba único, o sea, no tan común, sobre todo por el apellido (exceptuando Oxnard, California, que por cierto hierve de Ipatzis, gracias a una rama familiar que emigró hace algunas décadas; pero eso es otra historia que luego contaré). El caso es que aquel otro yo que no era yo, contestó que el único Alejandro Ipatzi de México era él... Bueno, Gonzalo Alejandro. Algunos mensajes después todo se acomodó: resulta que su abuelo era originario de Chiautempan (de ahí surgimos, a menos que los tátara tátara tátara abuelos hayan llegado de otra parte), y que se fue a radicar a guerrero y... bueno, el desenlace es obvio.
Pues resulta que ayer, hurgando por esta telaraña virtual me volví a encontrar a otro Alejandro Ipatzi. Éste es autor de cierto artículo publicado en cierta revista cuyo jefe de redacción es un cierto conocido mío (saludos YZM). Todo se me cuatrapea en estos ires y venires. comento a grandes rasgos: hace unas semanas me fuí de turismo ramplón a la cumbre del Tajín (de eso habla el artículo), vi las cosas que aparecen descritas en ese artículo, incluso hasta coincido en algunos puntos con ese artículo. Pero señores, les juro que ese artículo no lo escribí yo. A menos, claro, que en alguno de mis recurridísimos lapsus lo haya hecho y enviado y convenido precio y todo eso.
Pero, bueno, algo hay de bueno: por fin mi nombre aparece precediendo un artículo en la revista de marras.
Además, resulta halagador que mi nombre (aunque resulte ser otro Alejandro Ipatzi en territorio mexicano), se comente hasta en otro blog, que es de donde tomo el siguiente vínculo, para deleite y suspicacia de quien quiera leerlo.
el linck: http://tragedias.lacoctelera.net/post/2009/06/01/ambar-falso

Tuesday, June 02, 2009

pendientes culturales

Hace cosa de un mes que no escribo nada en este blog. A veces me he preguntado si vale la pena hacerlo. No es el gran lugar donde tantos quisieran detenerse a leer. Otras veces me hago la firme intención de agregarle cosas, pero estas cosas se quedan en la lap, allá en casa. No tengo internet tan a la mano, así que sólo cuando ando en un cyber café, y cuando he puesto los archivos en una usb es cuando cuelgo algo.
No por no escribir significa que no pase nada. Todo el tiempo me están pasando cosas. Tengo planes, proyectos, encargos, reclamos, preocupaciones. así que hoy, quiero enlistar las cosas que se me vengan a la mente y a ver si me sirve ver todo eso escrito para comenzar a despejarme.
1.- Mi casa aún está en obra negra y en la cuenta me quedan muy pocos pesos.
2.- Estoy a prueba en Totolac y, como en otras ocasiones, siento que el encargo me quedará grande y lo voy a mandar al carajo.
3.- Para octubre está programado el segundo encuentro México Joven y quiero ir, pero no tengo dinero; Rafa y Vitaminas me han propuesto hacer una serie de eventos para recaudar fondos y, bajita la mano, lanzarme como "representante de la cultura tlaxcalteca", con todo lo que eso implica de bártulos de otros artistas.
4.- Hice para malena Diaz un libro objeto sobre sus muñecas, me prometí fotografiarlo para subirlo a la red pero no lo hice. De cualquier manera iré a la exposición en la Condesa a ver mi libro primorosamente colocado entre las creaciones de ella.
5.- tengo ganas de abrir una tienda de artesanías en Ocotlán, pero me da miedo salir perdiendo como con la perfumería.
6.- cada mañana me levanto queriendo hacer nuevas libretas en formatos inverosímiles, pero a medida que avanza la mañana, entre mi desayuno y la cena, acabo por no hacer más que modelitos sencillos.
7.- Adriana Banda, en su papel de directora del DIF de Panotla, me pidió un proyecto, que aún ronda mi cabeza sin dejarse aterrizar.
8.- Victor Pinto me habló desde Sanctorum para preguntar, veladamente, si ya mandé al diablo el proyecto cultural de allá. Todavía no. Aunque si sigue sin llegar la lana aunque sea para transportarme, pues a lo mejor si.
9.- Estoy tomando clases de carpintería en el Seguro Social, y en una de esas, hasta voy a costruir mis propias ventanas.
10.- Estoy inscrito a un gimnasio, le quiero dar prioridad a mi pancita dulcera pero Angel dice que se me está marcando la espalda, no quiero acabar como varios chaparritos cuadrados y con las patas flacas. Intento dosificar las cosas.
11.- El sildenafil es interesante.
12.- Mujeres en las calles, futbol en la tele, alertas sanitarias, noticias mediáticas, todo, todo me distrae. Y no logro averiguar cual debe ser el tema importante de mi vida.

Sunday, May 03, 2009

Para machacar más

Y como ya otros que aparecen en la revista de marras, yo haré lo propio colgando aquí los datos de quienes aparecemos en la revista Cultura de Veracruz. Saludos a los que se asomen y de chiripa se reconozcan.

En el número 41 del espacio mensual Cultura de VeracruZ, correspondiente a marzo de 2009, se ofrecen textos interesantes de narrativa, poesía y ensayo, particularmente se difunden, como ya es costumbre, algunas voces de los jóvenes escritores mexicanos. No obstante, también se muestran autores consagrados. Por ejemplo, abre sus páginas el cuento de José Luís Velarde, “Más allá del Río Bravo”. Con su lectura, puede constatarse que es más narrador, aunque destacan sus descripciones en su papel de poeta. Es miembro de la Asociación Mexicana de Escritores de Ciencia Ficción y Fantasía. Ha ganado algunos premios en cuento, poesía, ensayo y novela y ha obtenido dos becas del Fondo Estatal para la Cultura y las Artes de Tamaulipas. Fue codirector de la revista literaria A quien corresponda (1985-2003), ganadora de cinco premios nacionales por su calidad editorial como publicación independiente en México.
Merece toda nuestra atención el seguimiento de la obra literaria de Mario Calderón, quien da a conocer su cuento “Lo que es en serio”. Originario de Timbinal, Guanajuato, el 25 de noviembre de 1951. Ensayista, narrador y poeta. Obtuvo la maestría en literatura iberoamericana en la Universidad Autónoma de Puebla; en donde trabaja como profesor de literatura, y respalda como miembro el Consejo Editorial de Cultura de VeracruZ.Una voz joven del relato mexicano es Erika Said Izaguirre, de quien se incluye su cuento “Cambio de Corazón”. Nació en Tampico, Tamaulipas, 1985. Licenciada en Letras Españolas por la Universidad Autónoma de Chihuahua. Coordinó el Taller Literario “Sin Musa” en 2007 y 2008. Su narrativa refleja los conflictos provocados por la aparición y el descubrimiento de los celos, el acoso y la persecución entre adolescentes. Por su parte, Alejandro Ipatzi Pérez, participa con dos relatos “Escrito hallado en el asiento trasero de una combi”, y “Luz divina”. Originario de Tlaxcala, 1975. Escritor, artista visual y promotor cultural. Ha sido locutor, conductor de televisión, editor de fanzines y tallerista en Artes aplicadas. Sus energías las ha enfocado a la literatura, publicando y editando a través de instancias culturales, revistas, medios impresos y virtuales y actualmente impulsa la editorial independiente Ediciones El Perro.Dentro del panorama reciente de la Poesía mexicana, hay que señalar el talento de Jair García-Guerrero, con sus poemas: “Adornos y florista”, “Arte íntimo”. Oriundo de Monterrey, NL, 1981. Es médico cirujano y partero por la Universidad Autónoma de Nuevo León. Ha publicado los libros Poesía Emergente, 2003, Diccionario de Epónimos Médicos, 2007, Ciencias de la Salud, 2007, Introducción a la historia de la medicina, 2008, y Exploración Oftalmológica, 2008. Colabora en revistas literarias en los géneros de poesía y ensayo. Actualmente es miembro del Taller Barrio Antiguo (Monterrey, NL), y es investigador invitado de la Capilla Alfonsina, en la Ciudad de México.Jorge Andrés Pérez Ruíz, Xalapa, Veracruz, 1977. Licenciado en Lingüística y Literatura Hispánica por la Benemérita Universidad Autónoma Puebla, actualmente estudia la Maestría en Literatura Mexicana en la misma Institución. Cultura de VeracruZ da a conocer una breve muestra de su obra poética. En el 2006 obtuvo el premio de poesía del Ayuntamiento de Puebla, en el 2006, 2007 y 2008 obtuvo mención honorífica en el premio Filosofía y Letras de la BUAP en la categoría de poesía, y en el mismo 2008 obtuvo el premio Filosofía y Letras en la categoría en ensayo. Ha publicado en diversos suplementos y revistas de la ciudad de Puebla y ha sido incluido en la antología de poesía amorosa del Perú.Beatriz Pérez Pereda. Villahermosa, Tabasco, enero de 1983. Obtuvo el Premio Nacional de Poesía Rosario Castellanos en el 2005, el Primer Lugar en el Certamen Estatal de Poesía de Tabasco 2001, becaria del FECAT en el 2004 y 2007 y Flor de Plata en los Juegos Florales de la Universidad de San Luís Potosí en el 2007. Aparece en las siguientes antologías: Verbo Cirio X y La mujer Rota, Literaria Editores, México, 2008 y tiene publicado el poemario Memoria de Alejandra, Editorial Universitaria Potosina, México, 2008. Egresó en Derecho por la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco. Demuestra su inspiración y esfuerzo literario en cada uno de los poemas que se dan a la luz pública en Cultura de VeracruZ.Judith Santopietro, Córdoba, Veracruz, México, 1983. Licenciada en Lingüística y Literatura Hispánicas. Ha publicado en las revistas: La Voz de la esfinge, Plan de los Pájaros; NavegacionesZur, Reverso, Albatros Viajero, Viento en Vela, La Línea del Cosmonauta, en el Anuario de Poesía Mexicana 2006 del Fondo de Cultura Económica, en la Memoria del Encuentro Nacional de Literatura en Lenguas Indígenas y en Del Silencio hacia la Luz: Mapa Poético de México. Publicó las plaquettes de poesía Raíz de Vuelo (Editorial El Barco Ebrio-Homo Scriptum, Nueva York) y Se incendia la palabra (Editorial Instituto Municipal de Arte y Cultura de Puebla). Actualmente es directora de Radio Nómada y Revista Iguanazul: literatura en lenguas originarias. En sus versos reflexiona sobre sus señas de identidad: “nada mutila la esencia de mis pasos ancestrales / desde una estepa en la que nada sé. / La mujer negra revienta los granos de café / en el mortero; / la mujer negra / en los campos de algodón / donde urde el ritmo / recolecta la lejanía de los dioses. / Desde las quijadas de animales / brota la música, / es el rezo constante / de un aliento atrapado en mí.”Oscar Omar Kuri, Puebla, 1978. Algunos de sus poemas han sido publicados en Burak, Castálida, Una Theha, Alforja, Jueves, y otras publicaciones, así como en blogs dedicados a la creación poética. También posee una obra inédita en narrativa y ensayo. Es profesor de comunicación y actualmente realiza estudios de maestría en Literatura Mexicana en la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla. Su poemario Monoargumento y otros poemas que relatan, saldrá próximamente. Mientras tanto pueden leerse algunos versos suyos de su reciente producción literaria.Félix Treviño, Monterrey, 1986, autor de Prisma y coautor de Monterrey-Sonora: experimento interdisciplinario entre literatura y pintura. Publica periódicamente en: http://felixtrevino.blogspot.com y está trabajando en su primera novela El árbol de los pájaros. En marzo 2009, gana la Beca del Centro de Escritores de Nuevo León en la categoría de novela, está incluido en la antología A través del Espejo, proyecto México Joven. Sorprenden sus propuestas por la rebeldía literaria que maneja en sus poemas: “Estoy en una cantina / rodeado de ficheras, / eyaculando un poema / en una servilleta. / Pasan de las dos de la madrugada. / La música / que no permite hablar, / habla: / “ay mi soledad, cada vez más triste / y más oscura puedes ver” / En la barra / / un hombre juega. / La mujer con su tanga. / Mariposa tatuada / con ojos de tigre.”Un ensayo interesante “Palabras clave: Poesía; México, América, discurso, testimonial, escuela”, de Obed González Moreno, México, D.F. 1969. Locutor del programa “Eros: el ojo de Smara” que se transmite por radionocturna.com. Ha representado a México en distintos congresos y encuentros internacionales de literatura, comunicación y educación. Participó en el Primer Encuentro de Arte México Joven 2009. Es indispensable la lectura atenta de los conceptos e ideas que Obed González Moreno, discute como parte de una investigación sobre la poesía de México. Al mismo tiempo reconoce que “También lo escribo como un pequeño ensayo discursivo para leerlo en voz alta y que tenga un sentido práctico en la escuela para la formación de oradores o declamadores. La forma de estructurar el presente escrito es discursiva y poética con la intención de hacer entrever una apreciación escrita de una exposición disertiva con enfoques poéticos pero argumentados”.Maja Zawierzeniec. Egresada del Instituto de Estudios Ibéricos e Iberoamericanos de la Universidad de Varsovia. En su tesis de maestría analizó el factor tiempo en la narrativa corta iberoamericana. Se doctoró a los 27 años, con el tema “La narrativa mexicana contemporánea femenina”. Voz de la mujer en el mundo de los hombres se ocupa de la problemática de la mujer durante el siglo XX, desde un punto de vista multidisciplinario (antropológico, social, literario y cultural), en base a la obra literaria de Rosario Castellanos, Elena Garro y Laura Esquivel. Fue coordinadora general del encuentro artístico México Joven, en la Facultad de Artes Plásticas en la Universidad Veracruzana.Cultura de VeracruZ publica su definición personal sobre “El arte y la sociedad”, en donde explica que “Realizando el proyecto México Joven partimos de la premisa de que el arte es "una constante antropológica que aparece en toda sociedad desde los albores de la humanidad." Como tal, la entendemos como una parte intrínseca de la naturaleza humana y una actividad natural para toda la gente. Asimismo, a contracorriente del elitismo que aún propagan algunos académicos y críticos de arte, en este trabajo, se propone un acercamiento más espiritual, democrático y social, así como libre e interactivo al arte y mundo artístico”.En la sección de Libros y reseñas, Irving Ramírez, en su comentario “Filicidio redentor de feministas”, examina la trascendencia de leer a Elfriede Jelinek. Omar Piña, recrea las evocaciones de Orhan Pamuk, en su libro Estambul, Ciudad y recuerdo. También navega por los veinte capítulos de la novela La línea del horizonte, de Antonio Tabucchi. Por otro lado, recomienda la lectura de la nueva edición de El Miedo a los animales, de Enrique Serna. Se reproduce un texto de Andrés de Luna, donde hace una reflexión acerca de la obra visual de Cielo Donís, de quien corresponden la portada e ilustraciones de este número de Cultura de VeracruZ.Más información en: http://nuevaepoca.blogspot.com/

Wednesday, April 08, 2009

Paredes

Los Tex-tex, en el tercer disco de su carrera mencionan la importancia que tienen las paredes para el habitante de a pie de cualquier ciudad. Yo soy un habitante de a pie, por lo tanto, las paredes son importantes para mí.
En los años en que vivir en un barrio "duro" no era visto con la nostalgia que lo veo ahora, las paredes estaban todas cubiertas de pintas simples. Bastaba un rayón paa tener la sensación de "ser". Predominaba el negro, y pensar en colores era incluso algo "puto". No había corretizas por pintar, a la poli no le interesaba eso; ellos se dedicaban a agandallar borrachos desmadrosos y rateros comunes. Una que otra ocasión un asesinato, un asalto con heridos o un baile con saldo rojo.
Poco a poco, a medida que salìa del barrio se iban conociendo otras formas de utilizar el spray, hasta ver un graffitti en forma, para entonces, los que habían pintado en las paredes del barrio: "Rocker forever", ya estaban casados y le metían a la cumbia.
Comencé con calaveras, en negro, pintando frases de mis canciones favoritas de Rock. Una de ellas puso en la mente de la gente la idea de que sería un caso perdido: "Los rockeros van al infierno", tema de Baron Rojo, y por cuya causa no me pude quitar de encima el dedote acusador de las tías que de diabólico no me bajaban; lo de caso perdido era ya tema muy sobado. Casi todos estaban seguros de que no pasaría de las calles, del jacal y del barrio.
El caso es que después conocí el sténcil. igual de monocrómático hasta que el amonio se puso a recortar de tres a chingo de placas, para cada color.
En las paredes de Tlaxcala a veces he aplicado esténcil. A veces he encontrado stickers, a veces he arrancado propaganda. En las paredes de Tlaxcala he visto pasar historias, slogans, discursos. He visto la reescritura de la historia local (ellos le llaman "imagen urbana"). En los muros de las ciudades algunos, muchos, se han esforzado por dejar constancia de su paso por la vida; igual que en el barrio, pintando, pegando, rascando, grafiteando, "son"; sean quienes sean.
He pintado en los muros, hoy ya los llamo murales, aunque estén en una manta itinerante. Pero la intención no ha cambiado: es una forma de decir: aquí yo también estuve.
¿Y a qué viene todo esto? Bueno, es que por estos días he estado en Sanctorum, estoy en Ocotlán y estaré en Totlac. Por todos lados, dejando manchas de acrílico en murales que dirán:
Aquí también estuvimos.
Seamos quienes seamos.

Wednesday, March 25, 2009

despues de Xalapa

y como es mi perezosa costumbre, me pongo a escribir sin la extensión que la experiencia supondría.
Aquello fue muy sabroso desde varias perspectivas. Sabroso el cuento de Juan Miguel, acerca de un acto de canibalismo.
Sabrosa la imagen que ofrecía la Maja polaca organizadora del encuentro.
Sabrosa la charla con Judith, con Kika, con Cielo, con Yunnuen.
Sabrosa la comida, que es abundante ahí donde nos deteníamos a tragar (Maja dixit)
Sabrosa la vendimia.
Sabrosa la satisfacción de hablar ante los micr{ofonos de Radio Universidad de Xalapa.
Sabroso el resultado del encuentro; porque es el primero en su tipo cuyos conectes efectivamente funcionan. En los anteriores que he estado todo mundo intercambia papelitos con datos y dotes y la cosa nomás se desvanece. En cambio en este, todos están escribiendo, interactuando, invitándo, colaborando.
que chido.
Quiero eventos como este más seguido.
De entrada, ya tengo:
publicación en la revista Cultura de Veracruz http://nuevaepoca.blogspot.com/ http://cultuver.blogspot.com/
presentación de libro en Tlaxcala deun regiomontano y su proyecto http://liberalibros.com/blog/
y lo que se acumule.

sale.

Monday, March 16, 2009

post de reflexiones tardías

aquí coloco una serie de textos que por una u otra cosa no había colgado en las semanas anteriores. algunas ya tienen sus buenos quince días, otras un poco menos de cinco.
van:

DE AMISTADES VIRTUALES
El celular es la piedra angular de la época actual. Como lo fue en otros tiempos el sombrero de copa, o el caballo. Todo el mundo debía tener uno, y una vez tenido, debía procurarse que éste fuera mejor que aquel, con más alzada o un mejor material hasta llegar a los accesorios, la pluma, el listón, las jaretas, los aparejos, todo lo ostentoso que se pudiera para diferenciarse de los demás.
No poseerlos equivalía a dejar de ser, a perderse entre la pelusa, a ser un jodido miserable indigno de codearse con la gente. O ya en un plano menos dramático, a no tener amigos del rango social pretendido. Bueno. A los adolescentes si debe parecerles un drama, y hasta una tragedia. He visto casos de pérdida de la dignidad con tal de que papá les compre el modelo 4500 o el blackberry más actualizado. He sabido de robos, de intercambios sexuales, de chantajes, con tal de comprarse uno.
Tener un celular ahora es tener al alcance de la tecla y la pantalla a más amigos, con los cuales se cultivan las sutilezas del lenguaje, cada vez más reducido por cierto. Pero si el amigo X no tiene celular, entonces no es más mi amigo. Porque ahora los amigos deben ser virtuales. Las redes sociales, los mensajes de texto, los regalitos vía bluetooth e infrarrojo son la forma y el fondo. No más.


DE CANCIONES SUBESTIMADAS
¿Qué habría pasado si esos éxitos que ahora se escuchan a cada rato hubieran pegado en el momento de su lanzamiento? Casos como el de “Cuando mueres por alguien”, de Erick Rubín, “Sé como duele” de Karina, o “Tu mamá no me quiere”, de Vago, son amargas ironías del destino que corren ciertas canciones, infravaloradas en su momento pero rescatadas por los escuchas tardíos. Un caso mucho más emblemático lo es “Las manos quietas” o aquella de Vico C, “Me acuerdo”. Aquí no caben los artistas de one hit wonder, como el caso de Nigga, hablo de que las canciones han atravesado por un proceso de ninguneo para después formar parte de los clásicos de siempre, como pulidas por el viento, rescatadas por una memoria colectiva que nos lleva de la mano entre la nostalgia y el sedimento del aparato promocional.
El actual sistema de promoción de las modas, y sobre todo la inmediata difusión global que proporciona el internet, de haber estado en su apogeo en el tiempo de las ya citadas canciones, probablemente habría ayudado a su difusión.
A lo mejor no, o me equivoque, el caso es que tantas canciones que han sido rescatadas secretamente para ser puestas en escena como excelentes, de haber sido valoradas en su tiempo, habrían salvado a nuestros oídos de esperpentos como Nicho Hinojosa o toda esa andanada de grupetes seudo tropicales o de banda o de esa absurdez llamada pasito duranguense. Habríamos evitado que la prefabricación y plasticidad avasallara a toda una generación clavada en RBD, en Nigga o en Daddy Yankee.
Porque, aceptémoslo, los momentos cumbre de ciertos personajes, no significan nada una vez pasado su tiempo. Y creo que ese es el verdadero problema. Son tan sobreexpuestos, tan saturados, que acaban por desvanecerlos y dejar al descubierto su real y verdadera motivación: el negocio. Atosigan al personal tanto que olvidarlos supone un alivio por las siguientes décadas. El problema radica en que mientras dura su momento se hinchan de lana y los que la pagan son los fans. Lana que podía haber sido mejor invertida, por cierto.
Así que todo es por lana, no por arte ni por creatividad, es lana. Si en general comprendiéramos eso nos evitaríamos escenas absurdas como las colas de autógrafos, las histerias colectivas ante el guapo o la preciosa, las modas emergentes y los discursos ridículos.
Bueno, si el verdadero talento existe, las escenas mencionadas se repetirán, no por semanas o meses, sino por años y hasta décadas. Casos sobran. Están ahí, si no, al tiempo.

DE MOTIVOS MEZQUINOS
Pepe es un tipazo. Es la clase de sujeto que a veces me gustaría ser. Desde que lo conozco trae el mismo celular. Todo remendado y con algunas cuarteadoras en la carcasa. Lo he visto pasar por diferentes trabajos que otros se empeñarían en revestir de cierto porte o imagen más corporativa. Pero él sigue en la facha, con las mismas barbas desordenadas, las mismas botas raspadas, las mismas camisas de cuadros que a veces me hacen imaginarlo en plena época grunge. El caso no tiene que ver con la imagen. La menciono por ser la más evidente. Y porque todo en este sistema de cosas acaba remitiéndose a eso. Me cae muy bien porque tiende a querer hacerlo todo, pero sin imponer criterios. Es todo lo trabajador y responsable que yo no soy. Coordina eventos, escribe mucho y sustenta bien, opina con conocimiento de causa, desmenuza las acciones de tal o cual político comprendiendo la oculta naturaleza de sus actos. En fin. Tiene todas las luces encendidas.
Por mi parte, descubro que mi sentido de la justicia social está permeada de rencores y envidia. Yo opino en base a mi comprensión inmediata y medio razonada de las circunstancias. Pero opino acerca del consumo en la medida en que yo no tengo la misma capacidad de consumir que aquellos a los que critico.
Cuando era niño e iba a los rosarios del mes de María en la capilla de mi barrio. Miraba el enjambre de mocosos y mocosas que se arremolinaban en la fila para las galletas y los dulces y los pasteles con un desenfado del que yo no era capaz. Y eso me enojaba mucho. Tendía a acusarlos ante las rezanderas pero secretamente yo quería actuar con el mismo desparpajo. Ahora, cuando veo el culto al celular que tienen los chavitos de secundaria la amargura del resentimiento me hace cuestionar su excesivo interés por el aparato y sus múltiples aplicaciones, entre las que siempre queda en último lugar la de hablar. Pero me gustaría tener ese o aquel celular; que no compro porque no me alcanza, y si me alcanzara no podría después dejar de pensar que es un despilfarro y que ese dinero podría haberse usado para algo más provechoso. Y así es como comienzan todas mis reflexiones cuando de dinero se trata. Por eso, cuando veo los dispendios de los políticos, inicialmente me gustaría haberlos saboreado para después pensar en la distribución equitativa de la riqueza.
Ya descubiertas las motivaciones secretas, pienso en otros personajes importantes de la resistencia y me pregunto en qué medida actuarán motivados por ese mismo rencor y envidia.
A veces se utiliza la frase “el fin justifica los medios”. Y creo que si el fin o el resultado es suficientemente justo, aunque las motivaciones sean mezquinas bien vale la pena continuar. Porque desde el otro lado, también se ha actuado así como en los días del rosario. A algunos les vale madre portarse mal si así agandallan, mientras que otros se contienen por decoro aunque ganas no les falten. Ajá, entonces, habría que impulsar más ese sentido ya cada vez más deshilachado del decoro.

DE TENENCIAS E INERCIAS
La preocupación de ciertos personajes gubernamentales en torno a la eliminación de la tenencia pone de manifiesto su forma de hacer política. La mayoría de ellos como promesas de campaña, o como intención electoral seguramente había pensado en esa misma opción: eliminar la inconstitucional tenencia. Pero una vez instalados en sus cómodos y lucrativos puestos, no se asumen capaces de otra opción más que esperar pasivamente el flujo de recursos de la federación. Y entonces, agarraditos del pescuezo por parte de Hacienda, se estremecen de pavor ante la inminente reducción del presupuesto en caso de la mencionada eliminación. Con esa actitud comodina validan lo que en otros momentos censuran. Existen otras propuestas, que no se dignan tomar en cuenta porque por ahí no va la cosa. Aceptémoslo: todo político hace carrera en función de su salario: buscan tal o cual puesto PRINCIPALMENTE porque ofrece un ingreso irresistible. De ahí que es inadmisible considerar que para suplir los fondos mermados se recurra a la reducción de nóminas, salarios, puestos inútiles y todo ese aparato burocrático que obstaculiza en lugar de ayudar al buen funcionamiento de los estados. Tan sencillo que sería hacerlo y tan provechoso para todos. Pero no se hace porque supone estremecer todo el sistema. Y como estamos en que para qué le movemos, mejor remendamos.
Este punto resulta revelador de las formas de gobierno en todos los niveles. Tomemos por ejemplo el caso ambiental. Todos sabemos cual es el problema. Todos intuimos cual es la solución. Luego entonces ¿Por qué no actuamos? En parte es la inercia, la comodidad de los beneficios inmediatos y que por estar ya encaminados suponen poco esfuerzo. La otra parte es la reticencia de los beneficiarios a comenzar desde abajo a construir otras formas, aunque ya las conozcan. Puestos a pensar en el tiempo que toma revertir los procesos, aquellos seguramente acaban por aplicar la frase: “Que lo hagan otros, al fin que yo ya voy de salida”.

DE ORGULLOS LASTIMADOS
En las presentaciones de libros siempre experimento sentimientos encontrados. El de Ramón me gustó sencillamente porque se me hizo poner un video de Silencer, y porque las caras de los asistentes fueron las que yo esperaba. Vendí pocos libros, bueno, digamos que eso no fue tan relevante en ese momento. No agradecí a nadie, no hice una lista de personalidades a quienes besarles el culo y nisiquiera a la directora del museo mencioné; aunque después me sentí mortificado.
Hoy fui a una presentación de libro. De entrada la moderadora leyó y leyó los curriculums de los de la mesa. Enlistó a casi todos los presentes con sus respectivos Licenciado, doctor, arquitecto, director de, catedrático de, profesor de, y toda esa sarta de títulos nobiliarios. Sentí un poco de despecho porque entre uno y otro mencionó al poeta tal y el escritor tal… y yo no figuré en su lista.
Luego el panelista mayor, que era el poeta master leyó un que otro trabajo de la autora y casi me convenció de que era buena su literatura, así de bien dramatizó los poemas. Pero luego la autora leyó su propio trabajo y el encanto se me desmoronó. Hasta sus propios trabajos los pronunció mal. Bueno.
Una vez terminada la jornada de los consabidos parabienes y apapachos y felicitaciones; todo sonrisas, y caras de circunstancia, las flores de ida y venida, los elogios desparramados a diestra y siniestra, la cola para los autógrafos se me hizo hasta ofensiva.
El brindis fue una pasarela: el de aquí tiene contactos con los de allá. Aquel puede conectarte con tal funcionario federal. Esa otra conoce a fufito de la fafafa que te puede apoyar en… Una personita ganadora de varios premios andaba de aquí para allá repartiendo tarjetas, ese otro estaba palmeando la espalda de cierto pesado personaje con influencias.
Carajo, a veces me dan ganas de ser un poco menos intolerante y lamerles el culo a esa bola de funcionarios y pretensiosos que están dispuestos a comprar y salir en la foto y escucharse mencionados en los corrillos culturales aunque en realidad les importe un pito el tema o lo aborden por el lado frívolo.
La autora es una amiga de hace tiempo. Se me ocurrió ofrecerle un trueque. “No traigo dinero pero traigo mi libro, te lo cambio por el tuyo”. Pero me quedé sentado en la mesa con mis libros desplegados mientras aquella se tomaba la foto, firmaba libros, sonreía a los trajeados que le pedían el autógrafo… y mientras yo, a un lado, luego más allá, luego… de plano agarré mis libros, los guardé en la mochila y me salí sin despedirme.
Soy un poco arrebatado. Me sentí ofendido, ignorado, menospreciado. Puede ser un arranque estúpido, lo sé, pero para cuando me cayó el veinte ya estaba caminando entre las mesas de comensales en el portal grande.
En realidad estaba contento por ella, porque escribe, y porque publica, y porque la conozco más o menos desde que se inició en la literatura. Y porque, si bien no me hace alucinar su trabajo, reconozco que si es premiado es por algo.
Puede que sea el típico celo de artista, puede que sea el hecho de que no me atendió como esperaba. Puede que sea el que yo nunca tengo la cola de gente comprando mi trabajo. Pueden ser tantas cosas, que no sé cual de todas sea la más relevante, o quizá ninguna.
Y luego estoy aquí, escribiendo esto sin saber a donde acabará ni qué objetivo más o menos oculto me lleva a seguir.
El colmo es que llegando a casa Ángel me pide cuentas de cosas que en las dos semanas anteriores se me ha olvidado apuntar. Ella se fastidia pronto y me deja con las explicaciones a medias y la frustración completa.
Carajo. Ahora hasta lavarme los dientes me tiene en ascuas, no sea que el cepillo me juegue una broma pendeja y acabe con la boca sangrante.
Que noche tan incómoda me espera.

Tuesday, March 03, 2009

suele suceder que lo más interesante de mis amigos es que en sus comentarios siempre descubro cosas que me clarifican las ideas propias. Creo que por eso los considero especiales.
Desde hace algún tiempo considero a Pepe un hombre muy claro, pero hace unos días, en un foro sobre educación dijo cosas que me parecieron tan evidentes que creo que por eso no las había analizado tan profundamente.
Casi siempre que lo escucho hablar cita a Freyre, y ayer mientras ordenaba unos diarios encontré una cita de él.
Todos sabemos algo, todos ignoramos algo; por eso aprendemos siempre.
yo aprendo siempre de los que me rodean.
me encanta!!!

Tuesday, February 17, 2009

el domingo estuve reunido con un montón de gente que hace de la bohemia una forma más de vivir. nada nuevo, pocas sorpresas, una cierta desilusión de ciertos personajes.
Un extranjero acosó a Pepe y por fin hubo quien lo mantuvo callado.
Un fotografo me platicó anécdotas cheleras.
Un pintor y su pareja me contaron los destinos de unos chocolates regalados.
y yo me fui sin recuperar el importe de unas caguamas que compré para la ocasión a pesar de que no bebo cerveza.
y esta semana estaré haciendo antesala consiguiendo lana para mi proyecto editorial.
ya les contaré como me fue.

ya casi somos una sede cultural importante

mientras por un lado un servidor y legiones de sujetos iguales andan por la vida creyendo que hacen arte, los verdaderos detentores del arte y la cultura de Tlaxcala lanzan mega proyectos que hacen palidecer a la mega biblioteca foxiana Vasconcelos. Y es que resulta que ya está anunciada oficialmente la aniquilación de la Escuela Lardizabal y en su lugar erigirán una plaza cultural, con nuevo museo y nueva galería y nuevao pretexto para inflar los presupuestos. Por supuesto que habrá ganancias; para las empresas constructoras y los encargados de distribuir la lana y para el curriculum del partido.
Mientras tanto, si usted se acerca al ITC a solicitar apoyos... Nohay.
si pide informes sobre actividades culturales... no hay.
si pide apoyos a comunidades... no hay.
si gestiona un evento en la casita de cultura del municipio X... no hay.
carajo.
el más reciente museo abierto en Tlaxcala apenas si se llena con la propuesta raquítica. O a poco Miguel N. Lira da para llenar las salas de un museo en exposición permanente?

en fin.

Thursday, February 05, 2009

¿Alguna sugerencia?

Casi nunca sé lo que quiero hacer de mi vida. Cuando Ángel me pregunta siempre me quedo callado. Todo lo que pasa por mi cabeza como posibles respuestas se me revela al mismo tiempo como un pretexto simple. Suelo callarme, aceptar el hecho de que hasta ahora he remendado mis días.
Estoy construyendo una casa, bueno, supervisando su construcción. A veces me siento idiota al llegar y decirle al albañil “oye, quiero que quede de tal o cual modo”. Me siento como si usurpara sus funciones. O sea, se supone que el que sabe es él, no yo. Yo soy incapaz de pegar un ladrillo bien alineado, cómo entonces se me ocurre llegar y sugerir que lo pegue así o asá.
Yo hice la maqueta, pero lo hice bajo una idea sugerida por El Pintor. Yo puse en un plano las medidas pero a medida que han avanzado, éstas no concuerdan con la construcción real. Un par de ocasiones se le han hecho modificaciones porque Ángel prefiere más ventanas, o un muro sin curvatura, o arcos en vez de ángulos. En resumen, estoy parado en medio de algo que no puedo controlar, que no me necesita. Soy una especie de intermediario sin utilidad.
Tengo un espacio en el radio, tengo una cierta famita de roquero, tengo recién adjudicado el título de editor, pero esas cosas las puede hacer otro.
A veces tengo la sensación de que más que ayuda soy un estorbo. Cuando voy a dar talleres a comunidades tengo esa vaga sensación de que alguien llegará y me desenmascarará. Cuando Ángel me pregunta qué me interesa, o cual es mi plan de vida no sé qué responderle.
Ella sabe lo que quiere: Le gusta educar niños, quiere tener una casa propia, quiere viajar, quiere superarse. Hoy en la madrugada la llevé a la terminal de autobuses porque ayer se enteró de un curso de capacitación. Así de decidida es.
Yo me entero de concursos con meses de anticipación y me paso días completos dudando en mandar mis cuentos. Pocas veces he mandado algo. Menos aún he ganado alguno. Carmen González Altamirano me ha dicho en varias ocasiones que le mande algo para el suplemento del Sol. Hasta ahora no he mandado nada, me he censurado todo este tiempo. Luego resulta que leo cosas que estoy seguro que puedo superar. Pero sigo sin mandar nada, pienso en que también alguien pensara que lo que yo escriba él puede hacerlo mejor.Arce me dijo en alguna ocasión que yo le parecía la persona más segura que conocía. Que mis argumentos, mis ideas, mis acciones, hablaban de un tipo que sabe lo que quiere. Hace poco leí un artículo en donde se menciona la pedantería como sello característico de los sujetos con baja autoestima. Yo soy pedante. Lo soy en los momentos menos apropiados. Soy aburrido en las reuniones y me pongo a dictar cátedra de cualquier cosa que presuntamente domino. Soy pedante. Lo soy ahora mismo al pretender que alguien lea esto hasta el final.
Acabo de ver una película donde Nicolas Cage por fin me satisface. Él es un actor que nunca me gusta en papeles de héroe. El sólo hecho de saberlo como protagonista me hace desechar la cinta. Su cara de pujido no me convence nunca. Pero ahora lo descubro en el papel adecuado. La trama que vi me hizo pensar en las primeras líneas de este post. Y así que ahora estoy otra vez pensando en que no sé que hacer de mi vida.
Soy ahora mismo como ese hombre del clima que no sabe pronosticar su futuro y que no comprende porqué la gente le pregunta cómo estará el día.
Hoy no quisiera levantarme de la cama. Me da frío, y tendré hambre y no se me ocurre qué desayunar. Tengo miedo de decir incoherencias a las once, que es la hora del programa. Y luego debo llevar el coche a reparar de esa indecisión motora por avanzar o apagarse, mientras tanto, se la pasa lanzando explosiones por el escape. Más tarde deberé ir a pagarle al albañil.
Ahí está el punto: el radio, el coche y la casa parecen depender de mí. Pero bien podría no estar presente y a lo mejor no pasará ninguna catástrofe.
Otra vez, no sé que hacer de mi vida.
¿Alguna sugerencia, conciencia mía?

Tuesday, January 27, 2009

El día que la mente se detuvo

Fui a ver El día que la tierra se detuvo, ese refrito de la clásica de 1951 o algo así. yo la ví fuera de su contexto en encuentros de frikis ci-fi y la tomé como un pedazo de historia de la misma.
pero ahora...
Desde el primer momento resulta chocante ver el descaro de los anuncios de las marcas emblemáticas de la civilización USA.
Algo que no soporto es el despliegue de elementos técnicos para que resulte que todo se arreglará entre unos pocos personajes, los cuales, ni siquiera son relevantes en el contexto de poder de la situación (en historias de este tipo, el desenlace no lo logran líderes mundiales, ni políticos de altísimo rango, ni mucho menos, filósofos de gran injerencia. No, son civiles comunes y corrientes que además, llegaron al asunto de pura chiripa).
Resulta más coherente Mi novia es una extraterrestre que este bodrio. En aquella, los terrícolas se salvan gracias a que (no sabemos bajo qué tipo de alergia o catarro, uno de los ejecutores estornuda y entonces llega a la sabia conclusión de que una raza que posee el estornudo entre sus gracias, no merece desaparecer del universo. Vamos, que es una versión de Lilo y Stich en plan “para adultos”. Stitch, la máquina destructora temida en todo el espacio exterior, es capaz de variar su programación por UN solo sujeto, entre millones, para salvar a toda la raza.
Esto me recuerda aquella otra que tampoco me gustó, “La era de hielo”, por el mismo tópico: El humano, el depredador, es tan digno de perdonársele todo, que un mamut es capaz de dejar de lado su propia seguridad para salvar a un enclenque crío humano. Un tigre dientes de sable es capaz de traicionar a su clan, a su naturaleza y a su instinto, por un humano. ¿Qué hace al humano digno de todo?
me resulta estúpido que nomás por encontrarse una chava buenona y un chavito negrito (¿guiño a su nuevo presidente?), los planes de Klaatu se reviertan. carajo que hay que ser lelo.
Cuando se detiene el proceso de extinción pasan un par de imágenes delatoras de la intención de la cinta: Primero, un primer plano de unas torres de extracción de petroleo, después la luz se hace en una planta de ensamblado automotriz. ¿Así o menos directo? El mensaje me suena a: Se ha salvado el petroleo ( y con él nuestros pretextos para seguir nuestras guerras) y “¡Salvamos la industria automotriz! Alégrense ciudadanos,
sigan con lo suyo”.
Usar a Keanu Reeves es la cereza del helado. Si en Matrix, muchos clavados asumieron su mesianismo como Neo, era necesario usarlo para darle la vuelta a la moneda. En Matriz el trasfondo era: ¡Dense cuenta, no somos más que peleles de un sistema que nos esclaviza!, ahora es: SI, ya sabemos y ustedes también, que todo lo estamos haciendo mal, pero basta con que se pongan a amarse entre ustedes que aquí en nuestros dominios todo lo arreglamos.
Hubo quien, al término de semejante esperpento ¡Aplaudió!
Ahora sí, ya los aleccionamos, desfilen todos a la salida y sigan con sus vidas.