El metiche de marras

lo mirable del thurmasthell aquel

Loading...

Monday, June 08, 2009

de homónimos que lo agarran a uno de bajada

Hace unos años, cuando mi editor se engolosinó mandando mis cuentos por internet a cuanto sitio consideraba propicio, recibió un correo muy curioso: se trataba de un Alejandro Ipatzi avecindado en Acapulco y que reclamaba la exclusividad y privacidad de su nombre. Le reclamó en fuertes términos la usurpación de personalidad y casi amenazaba con proceder legalmente. Marco, mi editor y amigo, creyendo que era una broma mía me reenvió el correo en cuestión y reclamó mi manía a abrir correos en cuanto servidor encontraba. Yo, que por supuesto no era el autor de dicho mensaje, lleno de inceretidumbre y un calambrito de morbo, le escribí (¿me escribí?) a ese alejandro ipatzi que tan costeño andaba, pidiéndole explicaciones y reclamando, a mi vez, la exclusividad del nombre, que hasta entonces consideraba único, o sea, no tan común, sobre todo por el apellido (exceptuando Oxnard, California, que por cierto hierve de Ipatzis, gracias a una rama familiar que emigró hace algunas décadas; pero eso es otra historia que luego contaré). El caso es que aquel otro yo que no era yo, contestó que el único Alejandro Ipatzi de México era él... Bueno, Gonzalo Alejandro. Algunos mensajes después todo se acomodó: resulta que su abuelo era originario de Chiautempan (de ahí surgimos, a menos que los tátara tátara tátara abuelos hayan llegado de otra parte), y que se fue a radicar a guerrero y... bueno, el desenlace es obvio.
Pues resulta que ayer, hurgando por esta telaraña virtual me volví a encontrar a otro Alejandro Ipatzi. Éste es autor de cierto artículo publicado en cierta revista cuyo jefe de redacción es un cierto conocido mío (saludos YZM). Todo se me cuatrapea en estos ires y venires. comento a grandes rasgos: hace unas semanas me fuí de turismo ramplón a la cumbre del Tajín (de eso habla el artículo), vi las cosas que aparecen descritas en ese artículo, incluso hasta coincido en algunos puntos con ese artículo. Pero señores, les juro que ese artículo no lo escribí yo. A menos, claro, que en alguno de mis recurridísimos lapsus lo haya hecho y enviado y convenido precio y todo eso.
Pero, bueno, algo hay de bueno: por fin mi nombre aparece precediendo un artículo en la revista de marras.
Además, resulta halagador que mi nombre (aunque resulte ser otro Alejandro Ipatzi en territorio mexicano), se comente hasta en otro blog, que es de donde tomo el siguiente vínculo, para deleite y suspicacia de quien quiera leerlo.
el linck: http://tragedias.lacoctelera.net/post/2009/06/01/ambar-falso

Tuesday, June 02, 2009

pendientes culturales

Hace cosa de un mes que no escribo nada en este blog. A veces me he preguntado si vale la pena hacerlo. No es el gran lugar donde tantos quisieran detenerse a leer. Otras veces me hago la firme intención de agregarle cosas, pero estas cosas se quedan en la lap, allá en casa. No tengo internet tan a la mano, así que sólo cuando ando en un cyber café, y cuando he puesto los archivos en una usb es cuando cuelgo algo.
No por no escribir significa que no pase nada. Todo el tiempo me están pasando cosas. Tengo planes, proyectos, encargos, reclamos, preocupaciones. así que hoy, quiero enlistar las cosas que se me vengan a la mente y a ver si me sirve ver todo eso escrito para comenzar a despejarme.
1.- Mi casa aún está en obra negra y en la cuenta me quedan muy pocos pesos.
2.- Estoy a prueba en Totolac y, como en otras ocasiones, siento que el encargo me quedará grande y lo voy a mandar al carajo.
3.- Para octubre está programado el segundo encuentro México Joven y quiero ir, pero no tengo dinero; Rafa y Vitaminas me han propuesto hacer una serie de eventos para recaudar fondos y, bajita la mano, lanzarme como "representante de la cultura tlaxcalteca", con todo lo que eso implica de bártulos de otros artistas.
4.- Hice para malena Diaz un libro objeto sobre sus muñecas, me prometí fotografiarlo para subirlo a la red pero no lo hice. De cualquier manera iré a la exposición en la Condesa a ver mi libro primorosamente colocado entre las creaciones de ella.
5.- tengo ganas de abrir una tienda de artesanías en Ocotlán, pero me da miedo salir perdiendo como con la perfumería.
6.- cada mañana me levanto queriendo hacer nuevas libretas en formatos inverosímiles, pero a medida que avanza la mañana, entre mi desayuno y la cena, acabo por no hacer más que modelitos sencillos.
7.- Adriana Banda, en su papel de directora del DIF de Panotla, me pidió un proyecto, que aún ronda mi cabeza sin dejarse aterrizar.
8.- Victor Pinto me habló desde Sanctorum para preguntar, veladamente, si ya mandé al diablo el proyecto cultural de allá. Todavía no. Aunque si sigue sin llegar la lana aunque sea para transportarme, pues a lo mejor si.
9.- Estoy tomando clases de carpintería en el Seguro Social, y en una de esas, hasta voy a costruir mis propias ventanas.
10.- Estoy inscrito a un gimnasio, le quiero dar prioridad a mi pancita dulcera pero Angel dice que se me está marcando la espalda, no quiero acabar como varios chaparritos cuadrados y con las patas flacas. Intento dosificar las cosas.
11.- El sildenafil es interesante.
12.- Mujeres en las calles, futbol en la tele, alertas sanitarias, noticias mediáticas, todo, todo me distrae. Y no logro averiguar cual debe ser el tema importante de mi vida.