El metiche de marras

lo mirable del thurmasthell aquel

Loading...

Wednesday, August 19, 2009

Un año más al costal

Ayer cumplí 34 años de edad. En un planeta que tiene millones de años de edad, en un continente que lleva por lo menos quinientos y algo de años en ser incluido en la oficialidad mapística, en un país que está todo alelado queriendo celebrar sus discientos años de ¿independencia?, en un estado que suficientes arqueólogos y antropólogos coinciden en que tiene sus tres mil años de habitado por pueblos con identidad definida, en un municipio declarado como tal apenas treinta años después de la masacre de Tlatelolco (la inicial, la de 1521), este dato del cumpleaños acaba siendo insignificante.
Significa algo para mí, significa algo para quien comparte su vida y su espacio conmigo. Probablemente para los que me mandaron mensajes y hablaron por teléfono.
Pero en todo caso, la fecha (arbitraria por muchos factores), me hace reflexionar sobre los recientes obstáculos que me he encontrado ahora que ando tramitando mi pasaporte para poder largarme a Polonia.
Y de ser un treintaytantos más en el mundo, paso a ser un sujeto con la potencialidad exacerbada y a la vez delimitada por el factor edad.
Pero así y todo, el tiempo aún es comprensivo y me augura cantidad de proyectos por aterrizar antes de que el factor organismo comience a cobrar sus cuotas a mis excesos juveniles.
¡Salud!